Días de sol que cala hasta los huesos y días de lluvias torrenciales que nos recuerdan que todo puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos… Abril es impredecible. Es la magia de lo que no esperamos y de repente nos llega en forma de mes, el cuarto del año, con el que dejamos atrás el primer trimestre, nos lamentamos de lo rápido que pasan los días y nos proponemos aprovecharlos más. Sólo por hacernos reflexionar sobre lo que estamos haciendo con el tiempo que se nos dio para estrenar hace tres meses, merece la pena.

te lo dije cantando
Pinterest

Y yo tengo algún motivo más… A mí me encanta abril, será por el profundo agradecimiento que siento en uno de sus días al soplar las velas. Cumplir años es un lujo al que algunos se empeñan en dar esquinazo conforme va aumentando el número, yo me pregunto si es que no se dan cuenta de que la otra alternativa es nefasta. Cumplir años es sinónimo de salud y, en muchas ocasiones, es el día del año en el que más cariño recibes, en el que más buenos deseos te llegan en forma de mensaje o llamada… Piensa en cada persona que está detrás de todas las palabras que recibas en tu día, ¿qué sensación te produce? Merece la pena sentirse así, al menos, una vez al año.

te lo dije cantando
Pinterest

Pertenezco a abril, a sus treinta días por los que me quiero dejar sorprender. Aunque lo cierto es que si miro el calendario, desde ya tengo la plena certeza de que me va a gustar. Hay días en los que voy a felicitar a gente que quiero, en otros me acordaré con alegría de quien ya no está porque es imposible recordarla de otra forma. Voy a escuchar saetas y a pisar albero. También vamos a celebrar lo que se quieren dos personas, dos valientes que dan un paso al frente para iniciar un proyecto en común, con todo lo que ello supone. Como para no recibirlo con ganas, con muchas ganas.

telodijecantando
Pinterest

¿Malos momentos? Los habrá, seguro, como en el resto de meses, pero recuerda que es tu actitud la que determinará la gravedad de un asunto, ármate de paciencia y ánimo para afrontarlos y tira hacia adelante con lo que venga. Después de abril vendrá mayo y lo que se ha torcido puede enderezarse en cualquier momento. Al fin y al cabo, podría decirse que el año acaba de empezar y quedan aún muchos días para reír, llorar y empezar de nuevo… Benditas nuevas oportunidades que nos concedemos a nosotros mismos.

telodijecantando
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *