¿Te has dado ya un baño en el mar? ¿Te has sacudido la arena y, poco después, has comprobado que no sirve de nada? ¿Has cogido el jersey cuando el sol se va porque, justo donde estás, refresca? ¿Te has acostado sin poner la alarma? ¿Has comido sin contar calorías? Ojalá hayas contestado que sí a todas estas preguntas, señal de que estás de vacaciones, señal de que te las merecías… ¡Señal de que estás disfrutando!

blog 3
Pinterest

Nada sabe mejor que salir de la rutina que nos atrapa para echarla un poco de menos y retomarla con ganas. Hablo de las ganas que alimentan, que te sacan esa sonrisa tan favorecedora, esas que te hacen despegar los pies del suelo, que suenan a tu canción preferida; de las que hacen falta para no rendirse cuando se tiene un mal día, cuando la tentación de decir “hasta aquí he llegado” se vuelve una opción; de esas que sentimos cuando planeamos ir al fin del mundo o a la vuelta de la esquina con los que más queremos. 

pos
Pinterest

Y es que, ya hemos hablado aquí alguna vez sobre este asunto, lo importante es estar bien rodeado, lo demás vendrá solo. Piensa en aquellos con los que has vivido buenos momentos, ¿no te mueres por recordarlos junto a ellos? Atesorar ratitos, tener conciencia de que son tu mayor fortuna; eso sí que es una bendición. Piensa también en aquella mesa alrededor de la cual os sentasteis y compartisteis no sólo comida, también vuestras esperanzas que ahora se ven realizadas. Las mismas caras, nuevos proyectos; eso sí que es una bendición. Piensa en quienes están lejos, en los que volverán y te harán pensar que nada ha cambiado; eso sí que es una bendición.

blog
Pinterest

Es una bendición tener presente que, aunque nos hayamos acostumbrado a esos miles de kilómetros que nos separan físicamente, nos resistimos a olvidar cómo suenan sus voces, a que esa distancia roce el alma.

b4e9e6281699aff6f6a79dc2350c7e8a
Pinterest

Son las bendiciones del verano, de volver a abrazar a tus padres, a tus hermanos, a tus tíos, a tus primos, a tus abuelos… ¡A tu familia! Y, cómo no, a tus amigos. Es tiempo de reencontrarte con tus raíces y con tus ramas. 

@RocioLacave

2 comentarios en “Benditas raíces, benditas ramas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *