Me gustan las palabras que abren puertas, las “gracias” dichas en el momento oportuno, acompañadas de una gran sonrisa; los “perdón” que curan, que te hacen olvidar y que van seguidos de un abrazo; y los “por favor” que acaban dando derecho a todo, que piden un permiso que se concede con gusto. Me gustan las despedidas en las que se resisten a pronunciar el contundente “adiós” y se decantan por un “hasta pronto”, sobre todo cuando existe la firme intención de cumplirlo.

Pinterest
Pinterest

Me gustan los “buenos días, las “buenas tardes” y las “buenas noches” que deseamos a los que nos rodean. Pero también me gustan los contratiempos, los que nos hacen espabilar y dar un volantazo, los que sacan lo mejor y lo peor de nosotros, los que nos recuerdan que somos humanos. Me gusta volver a intentarlo, me gusta recoger la toalla que arrojé y me gusta levantarme después de una caída. Me gusta contar las horas, señal de que algo espero.

Pinterest
Pinterest

Me gustan los “no te preocupes” que te hacen sentir capaz de todo, los que borran cualquier problema y con los que comprendes que mañana, más y mejor. Me gustan los “¿cómo estás?” porque esperan una respuesta de ti, porque te dan la oportunidad de compartir con quien te pregunta qué te ocupa y te preocupa. Me gustan los “me he acordado de ti por…” porque suelen estar cargados del cariño más inmenso, porque suelen venir de quien quiere tenernos presente en su vida.

Pinterest
Pinterest

Pero también me gusta cuando sobran las palabras… Me gusta estrechar una mano que te deje sin ellas, me gusta mirar frente a frente y que esté ya todo hablado y, sobre todo, me gustan las caras expresivas, esas que acumulan arrugas resistentes a cualquier crema, porque es la vida misma la que las provoca.

Pinterest
Pinterest

@RocioLacave

42 comentarios en “Cuando sobran las palabras…”

  1. Me encanta todo lo que escribes. Está tan lleno de ternura, de nostalgia, de reflexión que provoca energía positiva…..gracias por compartir tus pensamientos.

  2. Hola Rocío,

    Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado. Veo que vamos por caminos paralelos y, me gustaría, con tu permiso, compartir esta entrada en mi blog El Periódico de las Buenas Noticias.

    Un abrazo y muchas felicidades por el blog,

    Elena

  3. Vengo a felicitarte por este texto tan genial, lo escucho en el canal de MariaC y me encanta, me quita el estrés.
    Ojala sigan colaborando juntas

  4. En esta ocasión no sobra ni una sola de las hermosas y elocuentes palabras que nos has regalado. Detrás de ellas se adivina un espíritu sensible y profundo. Gracias; sinceramente, gracias.

  5. Buenos días,
    Lo primero me encanta tu blog, cómo escribes y como lo escribes.
    Lo segundo hacerte saber que hay una persona que te está copiando la gran mayoría de tus post tanto en instagram como en twitter, por eso llegué hasta aquí.
    Puede que ya esté en tu conocimiento, su red se llama: emmedemery y con esto te quiero decir que no me gusta que nadie plagie el trabajo de los demás, en mi instagram copie parte de uno de tus post y puse de donde procedía, “Te lo dije cantanto”.
    Apartando esto, enhorabuena por tu blog, transmites mucho con tus palabras.

    Un saludo.

    1. Muchísimas gracias por tus palabras, desde la primera a la última. La verdad es que lo ideal es que se nombre el blog de donde se sacan las frases o los post enteros, pero hay gente que no lo hace… 🙁 Te doy las gracias de nuevo por haber llegado hasta aquí y por difundir Telodijecantando 🙂

  6. “A mi me gusta esto y mucho más. El inesperado , la espera ,el retornó.,todo y cuando forma parte de mi gustar .Lo que no me gusta es cuando no hay a quien hablar,el oscuro, el vacío. Hablemos,Contestamos. Preguntemos que la vida nos será más amena…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *