No se trata de terminar deprisa y corriendo, que cada cosa tiene su tiempo y más aún cuando lo que acaba es un año. Con sus recuerdos, sus cosas buenas y sus cosas malas, su risas, sus lágrimas, sus experiencias, sus enseñanzas… Sus meses, horas y días que te han traído al lugar en el que te encuentras hoy. Diciembre llega con menos grados y muchas luces; con grandes dosis de nostalgia y alegría que, normalmente, nos contagian los más pequeños de la casa e incluso los más mayores -los que más saben, al fin y al cabo-. Y, cuando te plantas en este mes, piensas en todo lo que dejas atrás, es entonces cuando una sucesión de caras, de sitios y de momentos pasan por tu cabeza… ¿Sonríes? 

te lo dije cantando
Pinterest

Como cada año, llegado este momento te lamentas de lo rápido que pasa todo, de lo que te habría gustado hacer y, sobre todo, te quejas por aquello que no has podido conseguir. La frustración llega y amenaza con quedarse. Sin embargo, cuando empiezas a hacer balance de forma serena, con ese poso que deja el paso del tiempo y la conciencia tranquila, combinado con los buenos recuerdos y los planes de futuro, comprendes que tienes más que celebrar de lo que crees…

telodijecantando
Pinterest

Empiezas a dar gracias por la salud de la que disfrutas -tú y los tuyos- y caes en la cuenta de que mientras que los análisis estén en orden, no hay nada por lo que quejarse. Das gracias también por ese trabajo que el resto del año te absorbe, por ese mismo que te ha  hecho renunciar a planes por falta de tiempo… Porque sin él, simplemente no podrías hacer ningún tipo de planes; porque durante mucho tiempo estuviste buscando y, por fin, encontraste, es por eso por lo que lo valoras tanto. Das gracias por aquellos que quieres, que te quieren; porque podrías resumir tu año en favores que te han hecho, en consejos que te han dado y en abrazos que te han sostenido y entonces, automáticamente, te sientes afortunado. Entiendes que el hecho de que alguien te quiera, te cuide, te llame, te anime, te piense y te recuerde, el hecho de que seas especial para más de una persona… Te puede llegar a transformar, a ti y a tu vida.

telodijecantando
Pinterest

Diciembre te permite despedirte poco a poco, te da treinta y un días para ir dejando buen sabor de boca, en ti y en los demás. Diciembre te hace olvidar lo malo, te reconcilia con tu pasado y presente y te recuerda lo bueno. Diciembre te hace consciente, te quiere agradecido y te aguarda esperanzado. Diciembre te imagina capaz, te anima a intentarlo y te espera para acabar lo empezado.

te lo dije cantando
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *