De nuevo, octubre. El mes que cae de los árboles, el que nos regala una hora y a cambio nos quita luz. Es el mes que suma diez al año, podría decirse que es la última curva del camino antes de llegar a la meta, allí donde nos esperan nuestras aspiraciones con fecha de caducidad “2017”. Es el mes de los cambios de armario, de hacer limpieza de cosas que ya no usamos con el fin de que dejen ese espacio libre para lo nuevo que está por venir. Y así, con todo…

telodijecantando
Pinterest

Es buen momento para renovarse, para desprendernos de aquello que hace tiempo que no usamos, que no sentimos. Prioricemos a golpe de recuerdos, de esos papeles que nos encontramos en el bolsillo y nos transportan directamente a una fecha; de los planes que no salieron y de los que nos llevaron a la ciudad que estábamos deseando conocer; de los sueños que se han cumplido y de los que aún esperan para poder hacerse realidad; de las personas que no se pierden ni uno solo de los días de nuestra vida, a las que le contamos todo, con las que contamos siempre.

te lo dije cantando
Pinterest

Seamos agradecidos con cada gesto amable que alguien tiene con nosotros: por su paciencia a la hora de escucharnos, por su cariño a la hora de aconsejarnos, por su generosidad a la hora de prestarnos su tiempo. No demos por hecho que nos lo merecemos, no le restemos importancia a que haya gente que esté pendiente de nuestra felicidad. Porque siempre estaremos en deuda con sus desvelos, sus favores -esos que nos hacen sin que nos demos cuenta- y sus buenos deseos.

telodijecantando
Pinterest

Octubre viene a completar tu año, a recordarte que tienes cuentas pendientes que resolver contigo mismo, que el tiempo no se acaba, pero apremia. Si estás dispuesto a recordar alguno de sus días más adelante, vive entonces cada uno de ellos como si se fuera a convertir en inolvidable… Y a ver qué pasa. Que al final somos nosotros los que transformamos nuestros días, nuestras semanas, nuestros meses y nuestros años con nuestra actitud… Haz que lo que dependa de ti, merezca la pena; empieza por octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *