Febrero sorprende… Y lo hace sin pretenderlo, pero es especial y te quiere expectante. No es cuestión de lo que te ofrece, es más bien lo que tú estás dispuesto a aprovecharlo. Nuestra vida transcurre entre días buenos y malos, entre aquellas noticias que nos dibujan una sonrisa en la cara y aquellas que hacen que las lágrimas salgan sin control, pero es nuestra actitud la que marca la diferencia. Es algo así como si nos dijeran: toma las veinticuatro horas que te corresponden, a ver qué haces con ellas…

telodijecantando
Pinterest

Lo ideal sería que en ese momento nos propusiéramos, al menos, un par de cosas para hacer algo bueno con aquello que se nos da, que en este caso es tiempo. Por ejemplo, descuelga el teléfono, da los buenos días o abraza a quien tienes cerca; cómprale un detalle a un amigo, escribe una carta a quien tienes lejos, sé agradable porque sí con quien te cruces en el trabajo; sé paciente con los que lo requieren, anima a esos que lo necesitan y reserva algo de tiempo para tu familia… Si algo he aprendido en estos últimos años es que hacer felices a quienes quieres, repercute de forma directa en tu felicidad. Si aspiras a ser razonablemente feliz -hablo de esa alegría realista, que en algunos momentos se quiebra, pero que te permite afrontar el futuro con esperanza-, esfuérzate por la dicha de los que te importan… Verás como vuelve a ti, del mismo modo en el que la has producido.

telodijecantando
Pinterest

Y todavía tendrás horas en el día para otras cosas. Por ejemplo, termina lo que has empezado o avanza en la consecución de objetivos, no hay mayor motivación que comprobar que tu trabajo, da sus frutos. Que te reconozcan lo que has hecho e incluso la actitud que has mantenido a lo largo del proceso, será la mejor recompensa, todo ello te hará recordar tiempos pasados en los que aparentemente nada salía o en los que cometiste errores. Entonces comprendes que eso de lo que un día te arrpentiste también te ha traído hasta aquí, ha formado parte del camino, por eso olvidas lo que te hizo sentir mal y te refugias en los mejores recuerdos, memoria selectiva lo llaman.

telodijecantando
Pinterest

Febrero se atreve a restarte días porque confía en tu capacidad de aprovecharlos, te adentra en un año que aún tiene regusto a comienzos y te ilusiona con lo que está por venir. Febrero arranca con ganas de hacerte sentir bien, no se me ocurre mejor declaración de intenciones de un mes especial, que lo es desde su comienzo.

te lo dije cantando
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *