Nos enseñó a dejar volar la imaginación con esos cuentos que inventaba sobre la marcha, esos que ilustraba con esos dibujos tan suyos, tan nuestros. Sus trazos son los de quien dibuja con el corazón, que lo pone en todo lo que hace. Nos resistimos a soltar su mano porque estamos seguros de que con él cerca, seremos capaces de llegar más lejos, por el mejor camino; porque siempre ha creído en nosotros y, lo que es más importante, nos lo ha hecho saber.

te lo dije cantando
Pinterest

Nos enseñó que lo que fácil llega, fácil se pierde, que el esfuerzo es nuestra mejor carta de presentación y que los resultados, antes o después, sabrán compensarlo. Nos ha intentado convencer siempre de que preocuparse en exceso no merece la pena, “porque si tiene solución, ¿para qué me voy a preocupar y, si no la tiene, ¿qué gano preocupándome?”. Esto, que en la teoría suena fácil, he visto como lo llevaba a la práctica en numerosas ocasiones, contagiando un optimismo sincero a los que le rodean.

te lo dije cantando
Pinterest

Nos enseñó que hay que ser agradecidos, que es bueno tener una memoria selectiva para recordar lo bueno y aprender a convivir con lo malo, relegándolo al olvido si fuera necesario para poder seguir hacia adelante sin rencor. Es leal y justo. Nos ha demostrado que siempre estamos a tiempo de volver a empezar, que rectificar es concedernos una nueva oportunidad a nosotros mismos. Hace de nuestros sueños, los suyos; de nuestras aspiraciones, las suyas; de nuestras alegrías, su orgullo.

telodijecantando
Pinterest

Nos enseñó el enorme valor de un “gracias”, un “por favor” o un “lo siento” pronunciados en el momento justo. Nos ha dicho que “no” siempre que la ocasión lo ha requerido, nos puso unos límites cuyo sentido hemos comprendido conforme hemos ido creciendo. Nos acompañó en nuestros primeros pasos y cuando caímos, ahí estaba, dispuesto a curar nuestras heridas y ayudarnos a levantarnos. Nos ha abrazado siempre que lo hemos necesitado y hemos comprendido que, probablemente, no haya lugar en el que nos vayamos a encontrar más seguros.

te lo dije cantando
Pînterest

Papá nos animó a que intentáramos convertirnos en buenas personas y, lo que es mejor, resultó ser el mejor ejemplo para procurar llegar a ser una de ellas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *