Marzo de mala memoria, así hemos empezado, con un despiste enorme y con un olvido imperdonable, ¡que no te he dado la bienvenida! A pesar de mi falta de atenciones para con el tercer mes del año, tenía ganas de recibirlo por aquí, de arrancar, de dejar atrás las noches tempranas y saborear las horas de luz que está a punto de regalarnos. Es tiempo de espera, anuncia lo que está por venir, época de los primeros helados y las mangas cortas, de cerrar paraguas -antes o después- y pisar la playa, de pasear sin rumbo y llegar por sorpresa…

Pinterest
Pinterest

Y aunque tuve mala memoria, aunque no recordé recibirlo con los brazos abiertos el día que se estrenaba, no es tarde para fijar nuestros propósitos en estos días, hacer borrón y cuenta nueva, soñar y vivir a partes iguales, sentir y abrazar, reír y tomar decisiones, pisar sobre suelo firme y, de vez en cuando, alzar el vuelo. No descuides tu relación con los demás, con esos que no sólo forman parte de tu vida, sino que son tu vida. No te olvides de lo que viviste, haz las maletas y regresa allí para asegurarte que deseas estar aquí. Duda, no te conformes con la primera respuesta, escucha a los demás y a ti mismo, es bueno que te contradigan de vez en cuando, es posible que tú acabes llevándote la contraria a ti mismo.

Pinterest
Pinterest

Y aunque tuve mala memoria, estoy segura de que marzo ya me ha perdonado, que no me lo tendrá en cuenta… Al fin y al cabo, lo que importa es la intención, siempre la intención. Tengo la certeza de que muchas veces no es relevante el resultado, sino la motivación por la que alguien hizo esto o aquello. La voluntad mueve el mundo, es cierto que muchas buenas ideas se pierden por el camino y no llegan al fin que nos planteamos, pero sin duda sembraron por el camino. De esta forma, es mucho más complicado guardar rencor, porque hay veces que alguien nos hace daño siendo esa su última intención y, volviendo al principio, realmente con lo que debemos quedarnos es con lo que motivó a una persona a actuar de la manera en que lo hizo y centrarnos menos en las consecuencias de su proceder… Prueba, verás como duele menos.

Pinterest
Pinterest

Y aunque tuve mala memoria, estoy deseando recordar más adelante cada detalle de este mes recién estrenado… Ahora que te he recibido con la ilusión que debía, me voy a dedicar a vivirte, que de eso se trata.

@RocioLacave

8 comentarios en “Marzo de olvidos”

  1. Nunca me entra lo que te escribo, será que no soy muy hábil con el ordenador. Que me gusta todo lo que escribes, una veces me animan, otras me hacen pensar, pero siempre me encantan. Un beso fuerte de tu tía Mili

    El 9 de marzo de 2014, 22:12, telodijecantando

  2. Me ha encantado cousin!! Siempre me sacas una sonrisa cuando te leo y gracias a tus palabras, que me hacen reflexionar,me entran ganas de aprovechar cada momento de mi vida!!!! MIL GRACIAS!!!! Besazooo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *