Noviembre nos recuerda que esto se acaba, que entramos en la recta final de un año inolvidable -al menos para mí- y que debemos echarle ganas a lo poquito que queda. Son treinta días para rescatar de la memoria ese acento francés que se coló en nuestras vidas hace cuatro años y que nunca perderemos; para tardes de películas en las que nos habría gustado interpretar algún papel sin pararnos a pensar que tenemos una vida en la que somos directores, guionistas y absolutos protagonistas; para pisar fuerte por donde quiera que vayas, dejando esa huella de la que hablábamos hace poco, ni grande ni pequeña, justo del tamaño que tiene tu pie; para darte un capricho y disfrutarlo como lo que es -una bendita excepción-; para saborear lo que queda en la copano mirar la hora porque el tiempo lo marca uno que late.

Pinterest
Pinterest

Yo pretendo hacer cada una de las cosas que he propuesto en el primer párrafo, algunas ya están apuntadas en la agenda y tienen su día asignado, otras surgirán sin más. Le tomarás el gusto a los planes que se te ocurren en un momento, esos que empiezan con la luz del día y acaban cuando tú quieres, a los que se va apuntando gente que surge de una inesperada cadena humana. Pasarás tiempo con personas a las que le entusiasma tu compañía y cantarás la canción con cuya letra y compás muchos te recuerdan. “Lo que surja” marcará cada una de vuestras decisiones, una ruta desconocida e imprevisible es lo que muchas veces necesitamos. Finalmente, te acostarás pensando que te quedaste con ganas de más y esa es la mejor sensación.

Pinterest
Pinterest

¡¡Que te apetezca noviembre!! No tengas prejuicios ante un mes que algunos se empeñan en empezar disfrazados de lo que no son, olvidemos la primera noche de este mes y pensemos que… Te cruzarás con miradas que vas a tardar en olvidar, recibirás mensajes que te harán una ilusión tremenda, inventarás grandes planes para el próximo mes que es -ni más, ni menos- magia, encontrarás la respuesta a cosas que te cuestionas desde hace tiempo y te surgirán nuevas preguntas, bailarás un rato al son que más te gusta y seguirás leyendo el libro que tienes en la mesilla, ese que parece interminable. Tu vida no cambiará drásticamente, o sí, pero seguro que merece la pena darle una oportunidad a este mes, como en todo lo que se nos pone por delante en esta vida.

Pinterest
Pinterest

Sigue cargando con lo bueno, lo malo y lo regular como lo has hecho hasta ahora… Para llevar hacia adelante lo personal y lo profesional, para que la sonrisa y la seriedad se turnen en tu cara, dejando paso a una serenidad y un equilibrio que te hagan capaz de afrontar cualquier situación, para manejar los tiempos correctamente y dar lo que esperan de ti, e incluso un poco más. Cuando no puedas más, detente y toma aire, no temas esos tiempos de reflexión, son más que necesarios.

Luis De Jove
Luis De Jove

Y, obviando todo lo dicho anteriormente, probablemente será entonces cuando te des cuenta de que, tanto en noviembre, como en el resto de los meses lo que de verdad importa es que te siga sonando el run-run

@RocioLacave

6 comentarios en “Noviembre que late…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *