Dos o tres días de menos son los que hacen especial a febrero, único podría decirse. Porque, de entre los doce meses que componen el año, sólo éste que acabamos de empezar tiene veintiocho días y, por esa absurda razón, a mí de repente me entran unas ganas enormes de aprovecharlos aún más. Apetencia por dejar que la balanza se incline hacia algún lado, por tachar días del calendario, teniendo la plena convicción de que han sido vividos, ¿una obviedad? Ten en cuenta que muchas veces simplemente los dejamos pasar , sin tomarnos la molestia de formar parte de ellos. Piénsalo.

Luis De Jove
Luis De Jove

Escribo este post mientras escucho una canción que habla de expectativas, escrita por Alejandro Sanz. Es una de esas que te traen buenos recuerdos, que menciona “unos pactos sin firmar”, por los que “yo no espero más de ti, tú de mí no esperas más”. Y vienen a mi cabeza esperanzas que fueron cumplidas y otras que quedaron en nada, planes que se truncaron y dieron paso a realidades, a un presente por el que derramamos hasta la última gota para demostrar que nos lo merecemos, que el hecho de que nos vaya bien no es casualidad.

Pinterest
Pinterest

“Y no espero que seas nadie, para mí no es importante. Yo no bailo con princesas, pero te haré reina del baile” Y esa, a mi parecer, es la frase central de la canción en cuestión, volvemos a las perspectivas que tenemos en mente, con  algo o alguien. Entiendo estas palabras como una clara declaración de intenciones, algo así como que no debemos esperar nada, más bien tendríamos que limitarnos a actuar dando lo mejor de nosotros mismos y disfrutar de lo que obtengamos como reultado de ello. ¿Suena bien? Mejor es vivirlo, si es que finalmente lo conseguimos.

Pinterest
Pinterest

“Mira que te lo advertí, que te metes con quien no sabes, ya te habrás dado cuenta amor que yo no hago cosas normales”. Nos gustan la cosas y las personas especiales, esas que no están al alcance de la mayoría por un lado y esas cuyas miradas son difíciles de encontrar, por otro. Buscamos lo que marca la diferencia, lo que se sale de lo considerado como normal, queremos algo que rompa la cotidianidad a la que estamos acostumbrados. La búsqueda puede ser apasionante, encontrarlo supondrá una felicidad indescriptible.

Pinterest
Pinterest

“En la planta de tus pies traes arena de otro mar…” Tenemos por delante esta playa que es febrero, vamos a pasear de forma que cuando acabe el mes nuestras pisadas permanezcan y ninguna ola deshaga el castillo que construimos en la orilla. ¿Suena veraniego? Ya sabes, febrero es especial.

@RocioLacave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *