Un año más espero con mucha ilusión la Navidad, me maravilla esta época del año. Serán las luces de la calle, los abrazos a destiempo, los planes improvisados y los mejores deseos. Serán las sobremesas eternas, los reencuentros con los que más quieres y las sonrisas sinceras. Serán las caras de ilusión de los más pequeños y la alegría de los mayores, serán las buenas intenciones… Será que me encantaría tener todo esto el resto del año, pero como sé que no es posible me conformo con este espejismo que dura cerca de tres semanas.

Pinterest
Pinterest

Y, como cada año por estas fechas, releo el maravilloso cuento de Antonio García Barbeito, “El día que Jesús no quería nacer”, que siempre me ayuda a recordar el verdadero sentido de la Navidad. Ya lo compartí con vosotros el año pasado en un post muy especial para mí, entonces elegí las líneas en las que el Amor le pedía al Niño Jesús que viniera al mundo, que naciera a pesar de cómo estaba todo. En esta ocasión me quedaré con los fragmentos en los que son la Esperanza y la Fe las que toman la voz cantante.

Pinterest
Pinterest

“¿Que quién soy yo? Yo soy la Esperanza. La virtud que no se cansa de esperar. No temo a la lontananza. Yo sé que todo se alcanza, que todo habrá de llegar. Por eso vengo al Portal sin dolerme la tardanza, que esperar en esperanza es gozar lo que aún no está. Pero dile tú que sueño su pequeño despertar. Dile que estoy esperando, celebrando su venida a la Vida… Mas si no quiere nacer, porque esté cumpliendo fiel del cielo alguna ordenanza, coméntale mi añoranza y dile que esperaré hasta que lo quiera Él. ¡Por algo soy la Esperanza!”

Pinterest
Pinterest

Yo soy la Fe… Y ¿qué quieres?… Ver nacer al Mesías… ¿Y no eras tú quien decía que creería sin ver?… Y así es. Pero me estoy acabando. Necesito ir renovando mi firmeza, y la fuerza de mi Luz y de mi Conocimiento sólo la da el Nacimiento de Jesús. ¡Dile que nazca a ese Bien! ¡Dile que se dé premura! ¡Dile… que se está poniendo oscura la claridad de la Fe!”

Pinterest
Pinterest

Fe y Esperanza… Que nunca nos falten, que a pesar de los días malos sepamos que todo puede ir a mejor, que nos planteemos el inicio del año como un tiempo nuevo en el que enmendar nuestros errores y buscar nuevas oportunidades. Son nuestro mejor punto de partida, nuestros instrumentos más valiosos, nos harán sentirnos capaces y serán nuestro mayor consuelo en los peores momentos.

Pinterest
Pinterest

Con este post quiero desearos lo mejor para estos días, que podáis disfrutarlos acompañados por los que más queréis, que soñéis con lo imposible, que seáis capaces de transmitir todo lo bueno que se os pase por la cabeza, que recordéis a los que no están con mucha alegría, que cantéis villancicos, que brindéis por todo lo que fue posible e incluso por lo que no pudo ser

En definitiva,  que deis y recibáis tanto como para empezar el 2015 con la sonrisa dispuesta y el alma llena.

@RocioLacave

2 comentarios en “¡Por algo soy la Esperanza!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *