La Navidad y el final de año han marcado de una u otra forma los post que he ido escribiendo este mes, así como lo que he vivido fuera de estas líneas. Es una época especial, en la que alegría y nostalgia hacen aparición por partes iguales y en nosotros está poner empeño para que la primera gane espacio, recordemos el pasado con cariño y disfrutemos del presente con entusiasmo.

Pinterest
Pinterest

Hasta ahora todo ha sido esperar, tachar días del calendario para llegar a donde estamos, por eso una vez que nos encontramos inmersos en la celebración de esta fiesta tan especial y que tanto me gusta, no quería dejar de compartir con vosotros un fragmento de un cuento de Navidad, de “El día que Jesús no quería nacer”. Escrito por el periodista Antonio García-Barbeito, para mí resume como nadie la esencia de estos días, la mejor definición de lo que significa realmente este tiempo. Me quedo con este trocito en el que el Amor -con mayúsculas- le pide al Niño Jesús que venga al mundo, ya que viendo cómo está todo ha decidido no nacer. Nunca he leído nada más bonito sobre este sentimiento.

Pinterest
Pinterest

“-¿Yo? ¿Que quién soy yo? ¡Yo soy el Amor! La amistad, la ternura. La esencia pura de la Verdad. Sin mí, el mundo es mala locura, aventura de mal fin. Yo soy bálsamo en la herida, y soy brazo donde se apoya la caída. ¡Soy el lazo de la vida! Yo soy el eje del mundo, su motor. La comprensión, la amabilidad. Y la Luz. Eso que sin ser salud es vida en la enfermedad. ¡Soy el Amor!

Pinterest
Pinterest

Y soy la misericordia, refugio en el perseguido, soy pan en el hambriento, y soy agua en el sediento, y en el desnudo, vestido. Alegría en el anciano; soy lo divino y lo humano. En mi nombre van los hombres de la mano en armonía. Soy la risa, la alegría, la razón que cada día nos motiva a caminar. Soy la sombra que al final del camino siempre espero para hacerlo llevadero.

Pinterest
Pinterest

Y soy más: soy cariño que acompaña a la paciencia. La inocencia, la imprudencia de los niños. Y soy luego, entre el hombre y la mujer, ese que dicen que es ciego, aunque sea el que más ve. Y soy fuego, soy candela siempre ardiendo en centinela de la voluntad mejor.

Pinterest
Pinterest

¡Soy el Amor! Y estoy en la pena ajena, y abrazo conmigo al enemigo. Y en toda necesidad, yo soy la caridad con el hermano. Caridad siempre dispuesta a pedir con esta mano lo que iré dando con ésta.

Pinterest
Pinterest

¡Soy el Amor! Y hagan lo que hagan los hombres, si no se hace en mi nombre no tendrá ningún valor. Pero fíjate, que yo, siendo el Amor, como soy, no seré nada si hoy no naciera mi razón. ¡Vete, ángel, dile a Dios que venga a la Nochebuena, que sí merece la pena… ¡Que se lo pide el Amor!”

Pinterest
Pinterest

Con estas líneas quiero desearos lo mejor para estos días, que estén llenos de momentos inolvidables; que la generosidad que sintamos hacia los demás se extienda a lo largo del año; que seamos capaces de mantener los buenos sentimientos que nos guían en estas fechas; que la ilusión no se apague y sea el punto de partida de todo lo que emprendamos…

Recordad cada una de las frases de este maravilloso escrito de García-Barbeito y ponedlas en práctica, ¡no habrá mejor forma de despedir este 2013 que se nos va! Gracias por tanto.

@RocioLacave

5 comentarios en “¡Que se lo pide el Amor!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *