No me gusta quien tira de depresión post vacacional para recibir este mes, en general no me gusta ese término para describir lo que es simple “pereza”, que deberíamos ser capaces de transformar en ilusión. Cambio septiembre de depresión por septiembre de impresión, espero que sus treinta días me traigan un nuevo curso inolvidable, al fin y al cabo ésta es la segunda oportunidad que nos da un año para volver a empezar…

Pinterest
Pinterest

Ganas de ir a por lo imposible, total lo posible ya lo tenemos a nuestro alcance. ¿Y si lo consigues? Debes aprender a conservarlo, a cuidarlo, a no dejar que el paso del tiempo lo estropee. El primer paso para dejar de valorar algo o a alguien es acostumbrarse a su presencia en nuestras vidas, porque poco a poco nos vamos acomodando y acabamos por no apreciar lo que un día supuso para nosotros la mayor felicidad. Por eso, no te acostumbres.

Pinterest
Pinterest

No existen garantías, eso sólo lo encontramos en las tiendas. Nadie nos va a devolver los minutos invertidos, las ganas, ni el empeño que pusimos en dar lo mejor de nosotros mismos. Pero, aún así, nada estará perdido, muy al contrario se trata de pequeñas inversiones que hacemos a lo largo de nuestra vida. Y es que, dejamos un poco de nosotros en todo aquel  con el que hemos compartido algo de tiempo o en todos esos lugares por los que hemos pasado. Y, al final, acabará rentando en el mejor sentido.

Pinterest
Pinterest

Septiembre se presenta año tras año cargado de reencuentros, rutinas y sueños por retomar. Viene con ganas de poner las cosas en su sitio, te anima a moverlas del lugar en el que las dejaste. Augura una recta final que puede transformar todo un año, porque al fin y al cabo lo que importa es cómo acabará y no cómo empezó. Si septiembre fuera un verbo sería volver, de ti depende cómo conjugarlo.

Pinterest
Pinterest

 

12 comentarios en “Septiembre de impresión”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *