Preocupaciones que se desvanecen con una sonrisa, espejo de un alma que te acaricia. Época de siembras, en la que disfrutas, pero a la vez tiemblas. Contando los días para que llegue el momento de recoger, soñando y viviendo a la vez. Escuchas consejos que interiorizas, con los que vas dando forma a tu vida, que haces tuyos y matizas.

Pinterest
Pinterest

Te sientes con fuerzas para arriesgar, sin miedo a lo que está por venir y con confianza en lo que quedó atrás. Regalas tu tiempo, tu bien más preciado, que en las manos correctas se acaba esfumando. No ves el peligro, confías a ciegas, hasta que tropiezas y, por fin, despiertas. Arreglas el mundo, la parte que te tocó en suerte y, por el camino, observas y aprendes.

Pinterest
Pinterest

Sigues escribiendo cartas y poniendo sellos, esquivando kilómetros para compartir sueños. Te gustaría ver por la calle a más valientes, que sepan lo que quieren, que piensen en voz alta y miren de frente. Recuerdas los pasos y te lanzas a bailar, a veces con paso firme y otras dejándote llevar, crees que no tiene por qué salir mal.

Pinterest
Pinterest

Imaginas cómo sería… Sin darte cuenta de que todo está en tus manos, en tu día a día. Anotas en tu agenda cientos de planes, días y horas que se convierten en importantes. Echas de menos conversaciones de las que curaban sin pretenderlo, que hilaban palabras sencillas y gestos nuevos, esas que hoy terminan mirando al cielo.

Pinterest
Pinterest

Te preparas para sacar un billete sin destino, sabiendo que si algo sale mal, se rompe y repetimos.

 

 

3 thoughts on “Si algo sale mal, repetimos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *