Si tienes un hermano, sabes que vives por dos. No importa la distancia que os separe o lo distintos que seáis, sus penas y alegrías son las tuyas, más que las de nadie y te pertenecen tanto como a él. Y le agradeces que te haga sentir capaz de conquistar el mundo, porque nadie como él cree en ti y en tus posibilidades y, lo que es mejor, te lo hace saber cada cierto tiempo. Y te consideras afortunada porque entiendes que nunca, nunca, nunca, estarás sola, porque eres consciente de que la genética es caprichosa y que en donde los otros ven diferencias, tú sientes que pasa algo así como que “tenéis los mismos ojos, con diferente mirada…”

Pinterest

Eso al menos creo yo. El mío es de pocas palabras y grandes gestos. Nunca exige nada a nadie, pero él siempre está dispuesto a dar el ciento por uno, es la palabra generosidad en su más amplio sentido. Es bueno como él solo, se hace querer. Es espontáneo y cabezota, de vez en cuando saca su carácter a pasear, pero como él tiene poca memoria hace que a ti también se te olvide lo malo. No conoce -por falta absoluta de uso- lo que es el rencor.

Pinterest

Tiene muchos sueños por cumplir, de ellos se vale para darle un sentido a su vida, y ha demostrado que “si quiere, puede hasta volar”. Se entrega desde el minuto uno porque ha comprendido que los finales bonitos requieren que previamente haya habido buenos comienzos, sabe querer mucho y bien. Él se equivoca y rectifica para conquistar esos perdones que nos hacen más grandes -sólo el que es perdonado de corazón, puede seguir viviendo-. Aprende poniendo el alma por delante y va dejando trocitos de ella por cada vida que pasa.

Pinterest. FRANCE. Lorraine. 1959.

Es humilde, disfruta con su trabajo y transmite pasión por lo que hace. Es agradecido, se considera afortunado y procura estar a la altura de lo que se espera de él. Es transparente y en sus ojos se refleja todo lo que tú quieras saber, todo lo que estés dispuesto a conocer de él. No tiene dobleces, va por derecho, a veces es un torbellino que hay que amainar, intenta contar hasta diez pero a veces no llega ni a tres… Lo acabará consiguiendo, como todo lo que se propone.

Pinterest

Quizás este post no le sirve a nadie más que a mí, probablemente nadie más pueda sentirse reflejado. Pero, te propongo que le cambies las palabras y les recuerdes a tus hermanos todo lo que les quieres. Yo, al mío -después de tanto tiempo-, le debía estas líneas.

Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *