Da gusto

Da gusto cuando la conversación fluye, cuando las palabras salen solas y también cuando sobran, da gusto cuando la persona que tienes enfrente atiende y entiende cada cosa que dices. Da gusto cuando encuentras respuestas en buena compañía, cuando surgen nuevas dudas que te recuerdan que la verdad absoluta no existe y que tu opinión…

La mejor victoria

Y, de repente, se cumplen los sueños… De repente dos pasan a ser tres, después de nueve meses de espera la familia al fin estará completa. Y yo siento su alegría como la mía propia porque son grandes personas, porque siempre me han hecho partícipe de su historia y no se me ocurre mejor final de un…