Conduciendo por la vida

Cuando vas al volante sueles fijar tu atención al frente, sin perder la vista a lo que sucede detrás e incluso a los lados; pones atención para no atropellar a nadie y respetas señales y semáforos; procuras no chocar con nadie, ni cuando circulas ni a la hora de aparcar, en definitiva intentas llegar a tu destino sin un roce. Si viviéramos…

Bestpharmacy.org