¡Tanto de bueno!

Tú, cuando suene el despertador, piensa en cosas buenas. Aunque entiendo que los primeros minutos son para apagarlo y maldecirlo varias veces, una vez pasado ese tiempo dedica el resto del día a ciertas cosas que, a buen seguro, te reconciliarán con el mundo, con ese trocito que te ha tocado a ti en suerte.…

Y, puestos a recordar…

Tener buena memoria es un don, mis amigos dicen que yo la tengo. Pero creo que lo mejor sería tener memoria selectiva, esa que te permite quedarte con los buenos recuerdos y desechar los malos, desterrar al olvido aquellos momentos que no se caracterizan por haberte hecho feliz. Es verdad que de todo se aprende,…