Julio, por los viejos tiempos

Es julio y a mí me sabe a preparativos… Nos quedan días por delante de interminables conversaciones para ponernos de acuerdo, para planear, nos gusta enviarnos cientos de mensajes en los que repetir lo mismo una y otra vez, pero dicho de diferentes maneras, siete para ser exactos. Nos quedan días de soñar con ese…