¡Impaciente junio!

Junio, para mí, es el mes de la impaciencia. Pero a diferencia de lo que pueda parecer por las primeras palabras de este post, acabaré rompiendo una lanza a su favor, no sin antes decir que… Cuando éramos pequeños esperábamos ansiosos que los treinta días que lo componen pasaran rápido, para dejar atrás libros y…