¡Por algo soy la Esperanza!

Un año más espero con mucha ilusión la Navidad, me maravilla esta época del año. Serán las luces de la calle, los abrazos a destiempo, los planes improvisados y los mejores deseos. Serán las sobremesas eternas, los reencuentros con los que más quieres y las sonrisas sinceras. Serán las caras de ilusión de los más pequeños y la…

Ordenando el cajón…

Abrir un cajón es un riesgo, alto me atrevería a decir, según lo que encuentres tu estado de ánimo puede variar para bien o -aquí está el peligro- para mal. ¿En qué estamos pensando cuando guardamos sin abrir las cartas del banco? Creemos que las facturas se desintegrarán ahí dentro y desaparecerán por arte de magia.…

Buena dosis de esperanza

Ni horas, ni días, ni semanas, ni meses… Mi medida del tiempo favorita es una frase, “cuando menos te lo esperas”. Me encanta el factor sorpresa con regusto a ilusión; esa llamada que interrumpe tu rutina y te devuelve la esperanza, que va y viene, pero se mantiene; los “quizás” que más adelante acabarán convirtiéndose en un rotundo “sí”,…

¡Tanto de bueno!

Tú, cuando suene el despertador, piensa en cosas buenas. Aunque entiendo que los primeros minutos son para apagarlo y maldecirlo varias veces, una vez pasado ese tiempo dedica el resto del día a ciertas cosas que, a buen seguro, te reconciliarán con el mundo, con ese trocito que te ha tocado a ti en suerte.…

¡Que se lo pide el Amor!

La Navidad y el final de año han marcado de una u otra forma los post que he ido escribiendo este mes, así como lo que he vivido fuera de estas líneas. Es una época especial, en la que alegría y nostalgia hacen aparición por partes iguales y en nosotros está poner empeño para que la…

Diciembre, bendito mes

Diciembre… ¿Estás en serio que has llegado? ¿Que ya han pasado once meses íntegros desde que dimos la bienvenida al 2013? ¿Que quedan días para recibir al 2014? Un momento… Respiro y sigo. Son 31 días de balances, de nostalgia, de ilusión y de esperanza. Es tiempo de hacer recuento, de quedarte con lo mejor y relegar al…

Abril de fe

He de reconocer que este 2013 va a una velocidad que da miedo… ¡¡Querido abril, bienvenido!! Siempre has sido uno de mis meses preferidos del año, así que aquí me tienes, ¡dispuesta a disfrutarte! Me gustas, entre otras cosas, porque te miro y veo lunares por todas partes; te oigo y escucho un compás de 3/4; porque…