Ordenando el cajón…

Abrir un cajón es un riesgo, alto me atrevería a decir, según lo que encuentres tu estado de ánimo puede variar para bien o -aquí está el peligro- para mal. ¿En qué estamos pensando cuando guardamos sin abrir las cartas del banco? Creemos que las facturas se desintegrarán ahí dentro y desaparecerán por arte de magia.…

¿Estás a tiempo? ¡¡Siempre!!

No es suficiente correr cuando se tiene prisa, ni hablar alto cuando queremos que nos escuchen, ni saltar hasta bien arriba cuando intentamos llegar alto o escribir cuando pretendemos que nos lean. No es suficiente porque sencillamente no todo depende de nosotros, pero vamos a ponernos en camino, vamos a intentarlo con tantas ganas que…