Ordenando el cajón…

Abrir un cajón es un riesgo, alto me atrevería a decir, según lo que encuentres tu estado de ánimo puede variar para bien o -aquí está el peligro- para mal. ¿En qué estamos pensando cuando guardamos sin abrir las cartas del banco? Creemos que las facturas se desintegrarán ahí dentro y desaparecerán por arte de magia.…