Pensar y sentir

Hay que pensar en su justa medida y sentir sin cortapisas. Hay que procurar la felicidad de los que tienes cerca y la tuya misma, porque lo primero sin lo segundo es prácticamente imposible. Hay que intentarlo hasta que no queden fuerzas y tener la sensación de haber puesto todo de tu parte para que…

Febrero que sorprende

Febrero sorprende… Y lo hace sin pretenderlo, pero es especial y te quiere expectante. No es cuestión de lo que te ofrece, es más bien lo que tú estás dispuesto a aprovecharlo. Nuestra vida transcurre entre días buenos y malos, entre aquellas noticias que nos dibujan una sonrisa en la cara y aquellas que hacen…

Cinco años cantándote, enero

Enero es comienzo, es el momento de dar rienda suelta a esos buenos propósitos que se irán viendo realizados a lo largo de los próximos doce meses. Siéntete capaz ahora que todo empieza, porque seguramente tengas días en los que las fuerzas flaquearán, pero ahora debes estar sobrado de ganas, ilusión y aspiraciones. Ya vendrá…

Diciembre te quiere agradecido

No se trata de terminar deprisa y corriendo, que cada cosa tiene su tiempo y más aún cuando lo que acaba es un año. Con sus recuerdos, sus cosas buenas y sus cosas malas, su risas, sus lágrimas, sus experiencias, sus enseñanzas… Sus meses, horas y días que te han traído al lugar en el…

El eco de julio

Ahora sí que sí, el calendario pesa la mitad de lo que pesaba a comienzos de año. Han caído hojas, con sus días y sus horas, han caído momentos que no volverán y otros que han dado lugar a maravillosas historias. Han caído invierno y primavera, fechas especiales que nos dejaron recuerdos imborrables, han caído…

Lo que necesitamos

El otro día hablaba con una amiga de las necesidades que nos creamos, esas que nos inventamos cuando tenemos más que cubiertas las que de verdad son importantes. Ambas llegamos a la conclusión de que la salud es lo único realmente imprescindible, la nuestra y la de aquellos a los que queremos, y que mientras…

La toma de decisiones

Tomar una decisión impone, más que nada porque eligiendo un camino, implícitamente rechazas recorrer el otro sin tener la plena certeza de que estés acertando. Creo que es una de las responsabilidades que caracteriza la entrada de lleno en el “mundo de los mayores” y las consecuencias, conforme avanzan los años, son mucho más importantes. Son respuestas que condicionan…