Es bueno hacer ruido…

Suena cuando pisas con ímpetu, cuando aplaudes con ganas y cuando respiras hondo… Si no se oye, si pisas, aplaudes y respiras sin que se escuche, es que no lo estás haciendo con suficientes ganas. No es cuestión de llamar la atención, ni de decir aquí estoy yo, es recuperar un entusiasmo que no puedas ni…

¡¡Échale ganas!!

Hay días mejores y peores, a veces no se puede evitar caer en el más absoluto desánimo, pero la mayoría de las ocasiones depende de nosotros mismos cómo afrontarlos… Así que, recuerda que a cada día debes echarle: Muchas ganas, eso nunca falla. Ganas de levantarse, de desayunar, de salir a la calle, de trabajar,…