Menos mal, diciembre

Menos mal que ha acudido fiel a su cita, menos mal que diciembre ha llegado para darte la oportunidad de reconciliarte con el año que dejas atrás. No es que estuvierais peleados, ni siquiera recuerdas por qué te había dejado ese regusto amargo, sin embargo lo tenías y no era justo que se fuera sin que…

Abril treintañero

Treinta motivos para darte las gracias abril, no sólo por tus días, sino también por ese cambio de década que me espera cuando lleguemos a tu mitad. Treinta razones para mirar atrás y dar las gracias por los abriles que han pasado y los que vendrán. Treinta es un número redondo que viene a instalarse…

En enero, expectante

Tres años hace que te lo dije cantando por primera vez, era una tarde más que acabó convirtiéndose en una fecha especial. Hay días que comienzan de un modo parecido al resto, pero terminan por hacerse un hueco privilegiado en nuestra memoria. Y eso me pasa a mí cada 8 de enero, que miro atrás…

Es de valientes

Es de valientes no tirar de manual y atreverse con lo inesperado. Es de valientes saber despedirse a tiempo, no esforzarte por retener a tu lado a quien quiere alejarse. Es de valientes comprender que no hay fuerza más grande que el cariño, pero que éste puede llegar a desaparecer, haciendo que se desvanezca todo…

Cuando sobran las palabras…

Me gustan las palabras que abren puertas, las “gracias” dichas en el momento oportuno, acompañadas de una gran sonrisa; los “perdón” que curan, que te hacen olvidar y que van seguidos de un abrazo; y los “por favor” que acaban dando derecho a todo, que piden un permiso que se concede con gusto. Me gustan las…

Enero, con muchas ganas

De repente llegó enero, de la mano de 2015, de la mano de sonrisas sinceras y de los mejores deseos, de regalos y de ilusiones, de nuevos proyectos aquí y allí, de excusas que se disipan y dejan paso a algo grande, de desafíos y ases en la manga, de expectación. De un invierno con…

¡¡Que viva tu sonrisa!!

Que vivan los valientes, los que frente a cualquier adversidad se crecen, los que siguen adelante pese a todo. Que vivan los que son leales no sólo a las personas, sino también a sus propios principios, los que entienden que no tienen la última palabra y saben confiar. Que vivan los que dan lecciones sin…