Para compartir un ratito

Para que sonrías -cómo no-, para que no te olvides de los que lo hicieron bien cuando tuvieron la oportunidad de tratarte, para que te empeñes en seguir conociendo más y más a los que tienes cerca, para que nunca te canses de salir y entrar con el mejor de tus vestidos. Para que sigas…