Bonitas contradicciones…

Hay locuras que son propias de los más cuerdos porque el mayor deseo de cualquiera que esté en su sano juicio es ser feliz y, a veces, alcanzamos ese sentimiento dando pasos en el aire y olvidando el suelo firme, ese en el que nos sentíamos seguros. Y, es posible, que por ese camino perdamos algo,…