Empieza mayo

Empiezo mayo rodeada de gente a la que quiero y celebrando la vida, haciendo de su felicidad, la mía. Empiezo mayo con el recuerdo de un gran día latente, en el que fuimos testigos de cómo dos vidas se convierten en una y no es cuestión de magia, es más bien que el sentimiento más bonito…

Soy de quien…

El otro día leí que “somos de quien nos piensa a mitad del día y sonríe”… Estoy de acuerdo, pertenecemos a esas personas que nos tienen cariño, no importa desde cuándo. Es un sentido de la posesión tan bonito y tan real que me han entrado ganas de aumentar esa lista y pensar en las…

Los propósitos de junio

Arranca junio y con él nuestras ganas alcanzan cotas máximas… ¿Ganas de qué? De seguir sumando días a este año que, de repente, llega a su mitad. Nos plantamos en esa época en la que miramos atrás con algo de satisfacción, otro poco de nostalgia y un mucho de ilusión; nos recreamos en un presente…

La magia de febrero

Te sugiero que febrero sea tu mes, o al menos pongas todo de tu parte para que así sea… Te propongo veintiocho días de paseos de la mano de quienes más quieres, de esas que sabes que no te van a soltar nunca; de escribir historias bonitas e incluso ser protagonista de alguna de ellas;…

Conduciendo por la vida

Cuando vas al volante sueles fijar tu atención al frente, sin perder la vista a lo que sucede detrás e incluso a los lados; pones atención para no atropellar a nadie y respetas señales y semáforos; procuras no chocar con nadie, ni cuando circulas ni a la hora de aparcar, en definitiva intentas llegar a tu destino sin un roce. Si viviéramos…

Las huellas que dejaste

A veces es bueno volver, echar la vista atrás y ser consciente de todo lo que dejaste pero también de todo lo que ganaste, revivir aquellos días sin nostalgia y sí con mucha alegría porque tuviste la oportunidad de disfrutarlos. Es un privilegio poder sentirte como en casa en más de un sitio, tener brazos…

¡La felicidad manda!

Sentirse agradecido es una de las mejores sensaciones que se puede tener, sobre todo porque eso sucede cuando nos ha ocurrido algo bueno con la inestimable colaboración de alguien y, ya se sabe, que la alegría compartida… ¡¡Vale por dos!! De qué nos vale que nos vaya bien si no tenemos con quien celebrar nuestros…