Quien es agradecido, siempre gana

Quien no sabe mentir, es mucho más feliz. Quien da los buenos días a los que le rodean -por cualquier vía-, se asegura el mejor comienzo. Quien no pierde su capacidad de asombro, sabe disfrutar con las pequeñas cosas y, cómo no, con las grandes personas. Quien cree en sí mismo, lo va a conseguir…