Gracias por llegar, septiembre

Gracias por llegar, septiembre. No es que tuviera ganas de que terminasen las vacaciones, es que quería retomar este año que aparqué cuando dejó de sonar el despertador y las prisas desaparecieron. Entonces hubo cambio de aires, de ciudad, de compañías y, cómo no, un replanteamiento de planes y sueños. Y ahora toca volver a esa…

La magia de febrero

Te sugiero que febrero sea tu mes, o al menos pongas todo de tu parte para que así sea… Te propongo veintiocho días de paseos de la mano de quienes más quieres, de esas que sabes que no te van a soltar nunca; de escribir historias bonitas e incluso ser protagonista de alguna de ellas;…