Te aseguro…

Te aseguro que no merece la pena disimular, mostrarnos como aquello que nos gustaría ser, en lugar de dar rienda suelta a la naturalidad. Te aseguro que no hay nada más bonito que una sonrisa sincera, sin artificios ni estridencias, de esas que se convierten en inolvidables para quienes las reciben. Te aseguro que si…