La toma de decisiones

Tomar una decisión impone, más que nada porque eligiendo un camino, implícitamente rechazas recorrer el otro sin tener la plena certeza de que estés acertando. Creo que es una de las responsabilidades que caracteriza la entrada de lleno en el «mundo de los mayores» y las consecuencias, conforme avanzan los años, son mucho más importantes. Son respuestas que condicionan…

Hoy por ti y mañana… ¡También!

La vida es elegir y, por tanto, renunciar a unas cosas y apostar el todo por el nada, sin ninguna razón aparente, fiable ni cierta, es dejarse llevar por un corazón que piensa y una cabeza que siente. Cuantas más decisiones tomamos, cuantos más «sí» convencidos salen de nuestras bocas y más rotundos somos a…