Tu pequeña gran fortuna

Las nuevas oportunidades, una cama recién hecha con sábanas limpias, abrir la ventana y comprobar que las calles ya están puestas, leer unas líneas que te hagan sonreír, recibir buenas e inesperadas noticias, escuchar esa canción en ese momento, pasear en buena compañía, la satisfacción del trabajo bien hecho, terminar el día con los que…