Lecciones de vida

Las despedidas suelen dejar mal sabor de boca. Si no quieres hacerlo, porque te encuentras echando de menos desde el primer momento, porque de repente te das cuenta de que estás contando los días que faltan para volver a cruzaros. Y, si quieres decir adiós, la sensación no es mucho mejor, ya que algo ha…