Con la inocencia tan graciosa…

“Los niños siempre dicen la verdad”. ¿Cuántas veces hemos escuchado esta frase? Resume a la perfección la simplicidad, la honestidad involuntaria que todos tenemos a esa edad y, en definitiva, una sinceridad arrolladora que, en ocasiones, se pierde con los años. Porque los niños no se complican, ríen cuando lo sienten y lloran cuando algo…