Tú, cuando suene el despertador, piensa en cosas buenas. Aunque entiendo que los primeros minutos son para apagarlo y maldecirlo varias veces, una vez pasado ese tiempo dedica el resto del día a ciertas cosas que, a buen seguro, te reconciliarán con el mundo, con ese trocito que te ha tocado a ti en suerte. Asómate a la ventana, con o sin rejas, y recuerda que…

Sofía Rubio
Sofía Rubio

Echar de menos es bueno. Creo que la nostalgia bien entendida es una forma de ser agradecidos por lo que vivimos durante un tiempo y que, por distintas razones, ya no forma parte de nuestro presente. Escribo, claro, sobre cosas agradables, si recuerdas con cariño a alguien con quien compartiste buenos momentos, si tienes la oportunidad de extrañar un lugar en el mundo al que volverías con los ojos cerrados, si te gusta ver fotos con cierto tono amarillento de vez en cuando… ¡¡Enhorabuena!! Has llegado hasta el presente de la mejor forma, con un montón de buenas experiencias, ten claro que vivir así no está al alcance de todos.

Sofía Rubio
Sofía Rubio

Hablar bien de los demás es bueno. Porque a nuestro alrededor hay gente muy válida, digna de admiración en lo personal y en lo profesional, no estés tan pendiente de ti como para no darte cuenta. Olvídate de las grandes personalidades que ocupan las portadas de los periódicos y céntrate en esas que tienes tan cerca y en las que apenas reparas. La generosidad de aquéllos que no miran el tiempo cuando se trata de cuidar a familiares en el hospital; esos que madrugan, que apenas duermen, porque toda una familia depende de ellos y de su trabajo; quienes ponen todo su empeño en sacar adelante un proyecto que se va fraguando poco a poco, ante tus ojos. Seguro que alguna cara se te ha venido a la cabeza leyendo esto, conoces a esos héroes, están cerca de ti. Por eso, no te canses nunca de alabar a los demás cuando lo merezcan, les dará fuerza para seguir adelante, no se achantarán fácilmente si tienen en ti un apoyo. Tus palabras de ánimo tienen mucho más poder del que imaginas.

Sofía Rubio
Sofía Rubio

No llevar las cuentas es bueno. Será que soy de letras, por eso prefiero no hacer números en esto de la vida, se entiende. Ni yo te debo, ni tú estás en deuda conmigo, la cuenta siempre está a cero y consiste en seguir sumando. Olvida desplantes y malas palabras y no tengas en cuenta lo que en un momento concreto supuso un mal día para ti, porque al final no fue más que eso, un día menos bueno entre tantas oportunidades de hacer las cosas bien, por tu parte y por la del que está viviéndolo contigo. Es fácil decirlo y más complicado llevarlo a cabo, pero quizás a fuerza de proponernos ciertas cosas, nos las acabamos creyendo y poniéndole más ímpetu a eso de seguir adelante, a pedalear con más ganas, a querer quedarnos sólo con lo bueno, a plantearnos con más fe nuestro presente y, cómo no, nuestro futuro.

Sofía Rubio
Sofía Rubio

Dejémoslo aquí. Hemos empezado una lista de lo que es bueno, al menos para mí, pero lo cierto es que podría ser interminable gracias a las innumerables aportaciones de todos los que leéis estas líneas. Por eso termino aquí, para que tú continúes con todo aquéllo en lo que te gusta pensar pasados dos minutos de ese odioso “ring ring” que, al fin y al cabo, nos permite comenzar un nuevo día, que tiene tanto de bueno…

@RocioLacave

5 comentarios en “¡Tanto de bueno!”

  1. Acabo de descubrir este blog, y no puedo dejar de leer cada una de sus publicaciones… me parece FANTÁSTICO!!!! Respecto al post de ayer, hay tanta verdad en cada una de tus palabras que he querido continuar con todo lo bueno que puedes sacar de cada día: Una vez suena el despertador y pienso “Dios… 5 minutos más” me viene a la cabeza la imagen de mis sobrinos (tengo 6) diciéndome “Vamos tata, un día menos para el fin de semana” y parece que todo se vuelve distinto… Tengo muchas más, pero quería compartir contigo una de ellas… Hoy me quedo con lo de “no rendir cuentas”, a veces es bueno que alguien ajeno a ti te lo recuerde, para llevarlo a cabo… Un saludo enorme!!!! y Enhorabuena por el blog!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *