te lo dije cantando
Pinterest

Han pasado cinco años y medio. Un lustro y algo más desde que me asomé a esta ventana y comencé a decirlo cantando con muchas ganas. Tiempo que ha transcurrido y que he vivido a través de reflexiones que me han hecho llegar a un número de personas a las que nunca habría tenido acceso si no hubiera sido por este medio. Tiempo en el que he crecido, en el que me he conocido más y mejor, que me ha llevado a descubrir cosas que andaban por ahí dentro, a las que he dado forma de palabras y han quedado plasmadas en estas líneas. Tiempo en el que he aprendido gracias a los demás, tiempo en el que me he sentido sumamente acompañada, e incluso querida por personas que hacían un alto en su camino para pararse a leer lo que yo había escrito… Aún me impacta.

He disfrutado muchísimo escribiendo en mi querido blog, me ha dado innumerables satisfacciones y estoy segura de que ha sido el punto de partida para que muchas de las mejores cosas que me han pasado en los últimos años tuvieran lugar. Gracias a él -entre otras cosas- cambié de ciudad, con todo lo que un paso así supone: he crecido en todos los sentidos, he aprendido mucho, mucho, mucho; he constatado lo que tiran las raíces y lo importante que es sentirse parte de una familia, de un grupo de amigos e incluso de una ciudad, la tuya.

He recibido tanto que la palabra GRACIAS se me queda corta, tendría que inventar alguna otra que resumiera cómo me siento.

¿Y por qué escribo sobre esto justo hoy? Porque comencé este año previendo que este momento iba a llegar más pronto que tarde y porque me ha parecido que el final del curso es un buen momento para tomar esta decisión. Porque necesito poner un punto y seguido a esta historia, porque necesito parar y tomar aire, vivir cosas nuevas que me den la posibilidad de reflexionar acerca de cosas nuevas, tan sencillo y a la vez tan complejo. Siento que necesito leer y releer lo que por aquí está escrito para comprender de dónde vengo y tener claro hacia dónde me encamino y, mientras, disfrutar del presente que se me regala.

Me entusiasma escribir, transcribir la realidad y convertirla en líneas que quedan para siempre sobre el papel -aunque sea virtual- y, sobre todo, en la mente de quien lo lee. Y ese ha sido mi gran regalo durante todo este tiempo: tú, que ahora estás al otro lado de la pantalla y que le has dado sentido a todo, que con tu lectura has completado lo que yo escribía, porque lo has hecho tuyo, porque ha despertado en ti sentimientos y porque lo has compartido.

Nada me hace más feliz que despedirme del blog, no sé por cuánto tiempo, con tan buen sabor de boca, con tanto agradecimiento -que es uno de los mejores sentimientos que se pueden albergar- hacia tantas miles de personas… Sí, tienen razón cuando dicen que “la felicidad es lo único que crece cuando se reparte”.

*Seguiremos encontrándonos por redes sociales todas las semanas

3 comentarios en “Te lo dije con muchas ganas”

  1. Un placer formar parte de esta familia lectora, desde que te descubrí hace 4 años, te he seguido entusiasmada con tus palabras y tus bonitas reflexiones.

    Estoy contigo, de todo se aprende y la escritura ayuda a conocerse, si bien a veces necesitamos poner distancia para dedicarnos tiempo, reflexionar, entender, y seguir creciendo.

    Un beso grande, espero que sea un hasta luego, no dudo que la escritura es parte de tu vida y que la retomarás de alguna manera en algún momento.

    ¡Cuídate! Y gracias por regalarnos tanto en este tiempo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *