Es el día de la generosidad infinita, el de “dar sin recordar y recibir sin olvidar”. Mayo trae consigo el día de la madre y a mí me encanta que me dé la oportunidad de hacerle saber a la mía que estas líneas son suyas… Ella es así, de hacer favores antes de que se los pidan, de adelantarse a todo y a todos, de estar cuando no se la espera, de dar la solución para problemas que aún no han surgido, de tener tiempo para todos menos para ella misma, de querer por encima de sus posibilidades y hacértelo saber. 

te lo dije cantando
Pinterest

Porque tuvimos la inmensa suerte de crecer con ella cerca, porque desde el mismo momento en el que nacimos nos convertimos en su absoluta prioridad. Porque sus noches en vela con su mano en nuestras frentes, sanaban, y aún hoy sigue teniendo esa capacidad de curar con su sola presencia. Estar con ella es sentirse bien, es tener la certeza de que no habrá lugar en el mundo en el que nos podamos encontrar mejor.

te lo dije cantando
Pinterest

Porque no conoce la pereza, porque es la persona más trabajadora que conozco. Porque nos transmite devoción por lo que ella considera que son sus obligaciones, porque cuidarnos para ella es su suerte y porque disfruta cuando nosotros lo hacemos. Porque su calendario no conoce días festivos, ni su reloj horas libres, ni su cabeza distancias, porque siempre está a nuestra entera disposición, para lo que necesitemos, sin condiciones.

telodijecantando
Pinterest

Porque sabe situarse en el lugar en el que le corresponde, porque es prudente y discreta, porque intenta encontrar siempre el equilibrio entre lo que debe y lo que quiere. Porque sabe rectificar y pedir perdón cuando se equivoca, y también perdonar, porque no conoce la soberbia, porque sabe poner distancia y acortarla cuando la vida lo dispone. Porque sabe que cuidarse a sí misma es garantía para poder seguir dándose al resto y por eso lo hace, no por ella, sino por los demás.

telodijecantando
Pinterest

Mayo nos da la oportunidad de recordar a nuestras madres, a las que están y a las que se fueron, que son nuestras imprescindibles, que sin ellas cerca todo sería infinitamente más difícil, que las admiramos profundamente. Sigue mirándola con ojos de niño, no dejes de verla como la mujer más poderosa del mundo por mucho que hayas crecido, aunque la hayas alcanzado en altura o incluso la hayas sobrepasado, porque lo sigue siendo. 

Pinterest

Ellas son esas personas que un día nos dieron la vida, que en ese momento se situaron en un segundo lugar para darnos a nosotros el primero de forma incondicional, sin merecerlo. Y nosotros somos una extensión de ellas, un trocito de sus vidas que cobra propia existencia y nos quieren simple y llanamente por lo que somos, pocas veces encontraremos un amor tan incondicional como el que ellas nos brindan. Y tú, lo único que haces para merecerlo, es llamarla mamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *